Rendimientos en especie de Depositos

Rendimientos en especie de Depositos Bancarios: Tributación en España

Tributación de los Rendimientos en Especie

La normativa del IRPF distingue entre premios y regalos.
Se califican de rendimientos de capital mobiliario cuando su entrega es
consecuencia de la cesión de capitales y retribuye a los mismos, como puede ser
un regalo por la suscripción de determinado producto financiero. Ejemplo: Un
banco entrega una vajilla a los clientes que contraten determinado producto. Este
tipo de rendimientos de capital mobiliario se integran en la base del ahorro que
tributa a un tipo del 19%-21%.

Por el contrario los premios, es decir cuando no existe esa relación causa-efecto
entre la imposición de capitales y la entrega del bien, por ejemplo, un sorteo entre
los clientes o un premio por hacerse clientes o domiciliar una nómina, se califican
de ganancias patrimoniales que no se consideran renta del ahorro y, por tanto, se
han de integrar en la base general (junto con el resto de ganancias y pérdidas
patrimoniales no procedentes de transmisiones patrimoniales). En principio
también retención, excepto aquéllos cuya base de retención no exceda de 300€
(si la base de retención supera 300€, los premios están sujetos a retención o
ingreso a cuenta por su total importe, es decir, sin deducir los 300€).
Ingreso a cuenta
El cliente declara el valor de mercado más el ingreso a cuenta (salvo que éste le hubiera
sido repercutido por la entidad) y la entidad toma como base el resultado de incrementar
en un 20% el valor de adquisición o el coste de producción.
Ejemplo.- Una entidad entrega una cubertería. El valor de mercado 1.000€+IVA. El coste
500 € + IVA:
Entidad (Ingreso a cuenta): (500 × 1,16) × 1,2 = 696 × 0,18 = 125,28€.
Cliente (RCM):(1.000 × 1,16) + 125,28 = 1.285,28€.

Casos especiales de Fiscalidad de Depósitos Bancarios
Cuentas en divisas
En este ámbito, la principal especialidad a efectos fiscales son las cuentas en divisas. Si se utiliza el
sistema de diferencia de cambio asegurada (i.e. cuentas en las que la retribución está
cubierta por un seguro de cambio) la renta obtenida se considera como rendimiento de capital mobiliario con retención del 19%. En definitiva el seguro de cambio genera una
rentabilidad adicional.
Por el contrario, si la diferencia de cambio no está asegurada, podrán existir ganancias o
pérdidas patrimoniales siempre que se ostente la titularidad jurídica de la cuenta, y que
no se desarrolle en el ámbito de una actividad económica:
Las diferencias por el cambio de moneda, serán ganancia o pérdida patrimonial
por la diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición de las divisas
invertidas.
Tipo de cambio, el vigente en la transmisión o reembolso.
Imputación, al periodo de la alteración patrimonial.
Cuando lo recibido sean divisas, el resultado derivado de las diferencias de cambio no se
imputará hasta el momento en que ese cambio se realice efectivamente.
La Dirección General de Tributos de España, el organismo técnico que dicta la doctrina de Hacienda,
en la Consulta Vinculante Nº V0234-07, de 6 de febrero, aclara las consecuencias
tributarias derivadas del traspaso de los fondos de una cuenta en un banco extranjero (en
concreto, en Estados Unidos) a uno español.

Esta entrada fue publicada en Fiscalidad Productos Financieros, Planificacion fiscal internacional y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rendimientos en especie de Depositos

  1. Awwal dijo:

    No podia dejar tu pagina sin antes dejarte saber que disfrute mucho la informacion en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *