Planes de Pensiones y Casos Especiales

Casos especiales en la Tributacion de Planes de Pensiones

Los casos tributarios en España

Planes de pensiones de discapacitados
Pueden efectuar aportaciones tanto la propia persona con discapacidad partícipe, como
las personas que tengan con el mismo una relación de parentesco en línea directa o
colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o aquellos que lo tuviesen a
su cargo en régimen de tutela o acogimiento. En este último supuesto, las personas con
discapacidad han de ser designadas beneficiarias de manera única e irrevocable para
cualquier contingencia.

Contingencias
Las contingencias por las que pueden satisfacerse las prestaciones son las previstas
para los planes de pensiones. No obstante, reglamentariamente podrán establecerse
especificaciones respecto a las mismas.

Aportaciones
Como límite máximo de aportación financiera se aplican las siguientes cuantías:
Las aportaciones anuales máximas realizadas por cada partícipe a favor de
personas con discapacidad ligadas por relación de parentesco no podrán rebasar
la cantidad de 10.000 euros. Ello sin perjuicio de las aportaciones que pueda
realizar a su propio plan de pensiones (ver apartado correspondiente).
Las aportaciones anuales máximas realizadas por las personas con discapacidad
partícipes, no podrán rebasar la cantidad de 24.250 euros.
El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realicen
aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad, incluyendo sus
propias aportaciones, no podrán rebasar la cantidad de 24.250 euros. A estos
efectos, cuando concurran varias aportaciones a favor de la persona con
discapacidad, se entenderá que el límite de 24.250 euros se cubre, primero, con
las aportaciones de la propia persona con discapacidad, y cuando éstas no
superen dicho límite, con las restantes aportaciones, en proporción a su cuantía.
La inobservancia de estos límites de aportación será objeto de sanción y la aceptación de
aportaciones a un plan de pensiones a nombre de un mismo beneficiario con
discapacidad, por encima del límite de 24.250 euros anuales, tendrá la consideración de
infracción muy grave.

Las aportaciones realizadas a planes de pensiones a favor de personas con discapacidad
con un grado de minusvalía física o sensorial igual o superior al 65%, psíquica igual o
superior al 33%, así como de personas con discapacidad que tengan una incapacidad
declarada judicialmente con independencia de su grado, pueden ser objeto de reducción
en la base imponible con los siguientes límites máximos conjuntos para todos los
Sistemas de Previsión Social constituidos a favor de personas con discapacidad
(mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión
social empresarial y seguros de dependencia):

Las aportaciones anuales máximas realizadas por cada partícipe a favor de
personas con discapacidad ligadas por relación de parentesco no podrán rebasar
la cantidad de 10.000 euros. Ello sin perjuicio de las aportaciones que pueda
realizar a su propio plan de pensiones (ver apartado correspondiente).
Las aportaciones anuales máximas realizadas por las personas con discapacidad
partícipes, no podrán rebasar la cantidad de 24.250 euros.

El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que realicen
aportaciones a favor de una misma persona con discapacidad, incluyendo sus
propias aportaciones, no podrán rebasar la cantidad de 24.250 euros. A estos
efectos, cuando concurran varias aportaciones a favor de la persona con
discapacidad, se entenderá que el límite de 24.250 euros se cubre, primero, con
las aportaciones de la propia persona con discapacidad, y cuando éstas no
superen dicho límite, con las restantes aportaciones, en proporción a su cuantía.
Las aportaciones a estos Sistemas de Previsión Social constituidos a favor de
personas con discapacidad, no están sujetas al Impuesto sobre Sucesiones y
Donaciones (ISD).

Reglamentariamente deben determinarse los supuestos en los que pueden hacerse
efectivos los derechos consolidados en el plan de pensiones por parte de las personas
con discapacidad de acuerdo con lo previsto en la normativa reguladora de planes y
fondos de pensiones. No obstante, la contingencia de muerte de la persona con
discapacidad puede generar derecho a la prestación de viudedad, orfandad o a favor de
quienes realizaron aportaciones al plan de pensiones en proporción a la aportación.

Prestaciones
Los rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones obtenidas en forma de renta
por las personas con discapacidad, correspondientes a las aportaciones a Sistemas de
Previsión Social (planes de pensiones, etc.) a favor de personas con discapacidad,
estarán exentos en el IRPF hasta un importe máximo anual conjunto (con los derivados
de prestaciones por aportaciones a Patrimonios Protegidos) de tres veces el Indicador
Público de Renta a Efectos Múltiples (IPREM).

Planes de pensiones transfonterizos
Desde el 1-1-2005 también pueden reducirse las aportaciones realizadas por los
partícipes a los planes de pensiones regulados en la Directiva 2003/41/CE, del
Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de junio de 2003, relativa a las actividades y la
supervisión de fondos de pensiones de empleo, incluidas las contribuciones efectuadas
por las empresas promotoras, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
Que las contribuciones se imputen fiscalmente al partícipe a quien se vincula la
prestación.
Que se transmita al partícipe de forma irrevocable el derecho a la percepción de la
prestación futura.
Que se transmita al partícipe la titularidad de los recursos en que consista dicha
contribución.
Las contingencias cubiertas deberán ser las previstas en el artículo 8.6 del texto
refundido de la Ley de regulación de los planes y fondos de pensiones, aprobado
por el Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre: Jubilación,
incapacidad y fallecimiento.
Los límites anuales de aportaciones son los mismos.
Seguros de Dependencia
La Ley del IRPF otorga una especial atención al problema de la dependencia en España,
incentivando, por primera vez desde el punto de vista fiscal, la cobertura privada de esta
contingencia.
En concreto, la normativa configura dos tipos de beneficios fiscales:
Los dirigidos a aquellas personas que sean ya dependientes (también los mayores
de 65 años), para las que se prevé la posibilidad de movilizar su patrimonio
inmobiliario con vistas a obtener unos flujos de renta que les permita disponer de
recursos para paliar las necesidades económicas.
Los dirigidos a aquellas personas que quieran cubrir un eventual riesgo de incurrir
en una situación de dependencia severa o de gran dependencia: Creación de una
nueva figura: El Seguro de Dependencia (SD).
El Seguro de Dependencia (SD) es un seguro privado que cubre exclusivamente las
contingencias de dependencia severa o gran dependencia y en el que el tomador,
asegurado y beneficiario son la misma persona. Otras características deben ser:

  • Garantía de interés.
  • Utilizar técnicas actuariales.
  • Aplicación subsidiaria de la normativa sobre planes y fondos de pensiones.

Régimen fiscal
Las primas pagadas por el contribuyente dependiente reducen la base imponible con el
límite individual de 10.000 euros.
Posibilidad de que parientes efectúen aportaciones (sujetas individualmente al límite
general conjunto expuesto de 10.000-12.500 euros) con beneficio fiscal. Las aportaciones
no están sujetas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD). No obstante, el limite
global de reducción en la base imponible para todas las personas -incluido el
dependiente- es de 10.000 euros.
Por su parte, las prestaciones tributan como rentas del trabajo.
Régimen de movilización de derechos económicos entre sistemas de Previsión
Social
La Ley del IRPF contempla un régimen de movilización de derechos económicos sin
consecuencias tributarias entre los distintos Sistemas de Previsión Social (SPS):
Solo afecta a planes de pensiones (PP) y planes de previsión asegurados (PPA):
Movilización entre planes de previsión asegurados (PPA) de los que sea tomador
la misma persona o de un PPA a uno o varios planes de pensiones del sistema
individual o asociado de los que sea partícipe el tomador del PPA.
También resulta de aplicación a los Instrumentos de Previsión Social para
discapacitados.
Similar al régimen que opera para las transmisiones de FI.
Se favorece la libre elección del sistema de previsión social más adecuado y que
no se vea condicionada por una decisión inicial.
Las movilizaciones pueden realizarse desde el 1-1-2008. El aplazamiento fue necesario
para permitir que las compañías de seguros se incorporasen adecuadamente al Sistema
Nacional de Compensación Electrónica, de acuerdo con los requisitos de forma y plazo
establecidos en el reglamento:
El tomador o beneficiario deberá dirigirse a la entidad gestora o aseguradora de
destino con la solicitud, la identificación del PPA de origen, el importe a movilizar y
la entidad aseguradora original.
La solicitud deberá adjuntar una comunicación a esta última para que ordene el
traspaso y una autorización a la de destino para que solicite a aquélla la
movilización, así como la información financiera y fiscal necesaria para dicha
movilización.
En caso de convenios que permitan gestionar las solicitudes a través de
mediadores o de redes comerciales de otras entidades, la presentación de la
solicitud en uno de dichos establecimientos se entenderá efectuada a la entidad
de destino.
La valoración de la provisión se hará partiendo de la fecha del día en que se haga
efectiva la movilización (aunque el contrato de seguro podrá referirla al día hábil
anterior). Cuando la entidad cuente con inversiones afectas, dicha valoración
ascenderá al valor de mercado de los activos asignados.
No podrán aplicarse penalizaciones, gastos o descuentos a la movilización.
La transmisión de la solicitud, la transferencia de efectivo y la transmisión de
información entre las entidades intervinientes podrá realizarse a través del
Sistema Nacional de Compensación Electrónica.

Esta entrada fue publicada en Fiscalidad Productos Financieros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *