Operaciones Financieras Internacionales

¿Cómo se usan las estructuras internacionales para hacer operaciones financieras internacionales?

Las operaciones financieras presentan una casuística muy variada, aplicando estructuras ad hoc para cada caso concreto. Existen, sin embargo, fórmulas clásicas que han venido utilizándose con eficiencia antiguamente (Antillas, Bermudas). Entre ellas exponemos a continuación lalguna de las soluciones tradicional “vía financiera de Antillas holandesas”, como esquema operativo para dotación de fondos en favor de compañías de un grupo de empresas.

Situación Previa
La compañía matriz dispone de recursos de tesorería acumulados como consecuencia de los dividendos percibidos de sus filiales. A nivel de grupo se considera conveniente reintegrarlos a la actividad en expansión de aquéllas a través de una operación de préstamo. Llevar a cabo esta estrategia utilizando la actual estructura presenta algunos inconvenientes desde el punto de vista de un eficiente funcionamiento fiscal del grupo debido a:
1. Las elevadas retenciones en el pago de los intereses por parte de las filiales a su matriz, con el coste tributario que en la consideración global del grupo esos pagos pueden acarrear.
2. Una tributación elevada de los ingresos percibidos como intereses en la matriz, dado el alto nivel de imposición existente en su Estado de residencia.
3. Que en algunas legislaciones se aplican restricciones por razón de la subcapitalización, lo que dificulta en este caso la operación de financiación.

Estructura Propuesta
A los efectos de reducir estos elevados costes fiscales se propone una nueva estructura consistente en la constitución por la matriz de una sociedad filial en una jurisdicción de baja tributación (JBT) o en una jurisdicción en la que sea posible conseguir un acuerdo previo con las autoridades fiscales respecto al gravamen de la operación a realizar.

En la vía tradicional que comentamos se constituye una sociedad A de una jurisdicción adecuada y los fondos a prestar se aportan como capital en ésta. Dicha sociedad invierte fondos en la constitución, a su vez, de una filial B en una jurisdicción que tenga un convenio de doble tributación favorable con aquella sociedad. La compañía de esta última jurisdicción (la sociedad B) presta a las filiales del grupo los fondos percibidos en capital. Éstas pagan un interés de mercado deducible como gasto (en función de los países), y dicho interés se grava como ingreso en dicha compañía a un tipo reducido. El resto de los fondos, netos de tributación, se reintegran, vía dividendo, en su tenedora de la jurisdicción adecuada libres de retención. El dividendo resulta exento (lo que se conoce como “participation exemption”).

Ventajas e Inconvenientes en la estructura para operaciones financieras propuesta
Ver en el siguiente post.

Asesoramiento
Cómo se usan las estructuras internacionales para hacer operaciones financieras internacionales es una materia compleja, que precisa de un asesoramiento local e internacional, e incluso del acuerdo de las autoridades fiscales de su país para que no constituyan un ilícito fiscal.

Esta entrada fue publicada en Estructuras Fiscales Internacionales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.