La Doble Tributacion o Imposicion

¿Cuándo se produce doble tributación o doble imposición?

Se produce la doble imposición cuando se hace tributar a un mismo contribuyente por impuestos de naturaleza similar, a la vez en dos o más Estados, por un mismo objeto imponible y por el mismo período fiscal. Esta circunstancia se viene produciendo de forma habitual en el ámbito internacional como consecuencia de la aplicación por los diferentes Estados de un principio de tributación en la fuente, con el fin de atraer todas las operaciones realizadas en su terri¬torio o los bienes situados en el mismo, así como los actos u operaciones que sus nacionales o residentes puedan efectuar fuera de aquél.
Para dar solución a estos conflictos el derecho tributario internacional incorpora, como una parte de su propio contenido, las llamadas “normas de doble imposición”, que se recogen fundamentalmente en los denomi¬nados “tratados para evitar la doble imposición” y en sus diversos modelos aprobados por muy diferentes organismos internacionales y que sirven de guía uniforme de los anteriores. La filosofía que siguen estas normas con¬siste en aceptar que si bien cada uno de los Estados contratantes de aque¬llos convenios gravan a los contribuyentes de acuerdo con sus respectivas leyes internas, ambos Estados acuerdan que, en virtud del tratado suscrito entre ambos, la vigencia de aquéllas quede limitada en los supuestos en que así se prevea, bien mediante su inaplicación a un hecho imponible concreto, que de no existir el tratado hubiera quedado sujeto a una norma fiscal interna, bien imponiendo a uno o ambos Estados la obligación de

112

JOAQUÍN DE ARESPACOCHAGA

reconocer un crédito fiscal, en su propia jurisdicción, por tributos pagados en el otro Estado.
Se advierte así que en el ámbito tributario internacional la mecánica que se sigue para evitar la doble imposición escapa de aquella que le es propia al Derecho internacional privado, pues éste se nutre de la nor¬mativa interna de cada Estado para determinar, a través de las “normas de conflicto”, la ley del Estado que resulta aplicable en cada caso. Las normas de doble imposición no son tanto normas de conflicto como autén¬ticas “reglas de restricción normativa” similares a las que se aplican en el ámbito del Derecho administrativo internacional, y que tienen por objeto delimitar el ámbito de aplicación y el alcance de la ley tributaria, de tal manera que la obligación fiscal queda finalmente configurada por la apli-cación subsecuente de ambas normas. Por tanto, el Derecho tributario internacional se configura con absoluto respeto del principio de soberanía de cada uno de los Estados.
Sin embargo, este último principio encuentra una limitación en cuanto a lo que al Derecho tributario formal respecta. En este sentido constituye principio internacional reconocido que la potestad tributaria de una Admi¬nistración no puede ejercerse en otro Estado sin el consentimiento previo de éste. Ello se debe aplicar no sólo a un eventual procedimiento de inves¬tigación o comprobación, sino también a cualquier acto de gestión tri¬butaria o de recaudación. Incluso se extiende también a ejecución de sen¬tencias judiciales de contenido tributario, existiendo una nutrida jurispru¬dencia internacional al respecto. Sólo en el ámbito de los tratados inter¬nacionales y con el previo acuerdo entre los Estados es posible superar esta limitación. El art. 26 (“Intercambio de información”) del Modelo de Convenio para Evitar la Doble Imposición, aprobado por la OCDE en 1977, contiene alguna previsión en este sentido. Existen proyectos y propuestas en el ámbito de la Unión Europea para desarrollar esta colaboración tri¬butaria en el marco de ía normativa comunitaria. Sin embargo, dado que el poder tributario es una de las últimas parcelas de soberanía que los Estados ceden en todo proceso internacional de integración no son de esperar excesivos progresos en esta cuestión, al menos a medio plazo.

Esta entrada fue publicada en Convenios Doble Tributacion y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.