Impuesto sobre Patrimonio

Impuesto sobre Patrimonio en España 
El Impuesto sobre el Patrimonio, que se estableció en España el
año 1977 como un tributo de carácter extraordinario, vio
eliminado su gravamen por la Ley 4/2008, del 23 de
diciembre (con efectos retroactivos desde el 1 de enero del
2008). De este modo, la última declaración del IP será la
que se hubiese presentado, en su caso, en junio de ese
año, correspondiente al ejercicio 2007.

Eliminación del gravamen del impuesto sobre Patrimonio

De conformidad con la disposición final tercera de la Ley 4/2008, de 23 de diciembre, por
la que se suprime el gravamen del Impuesto sobre el Patrimonio, se generaliza el sistema
de devolución mensual en el Impuesto sobre el Valor Añadido, y se introducen otras
modificaciones en la normativa tributaria, con efectos retroactivos a partir del 1 de enero
del 2008, se eliminó el gravamen del Impuesto sobre el Patrimonio (IP) y la obligación de
declarar (Modelo D-714: Declaración del Impuesto y 714: Documento de ingreso).
Por tanto, el devengo del IP correspondiente al ejercicio 2008 también se vio beneficiado.
Se suprimió el tributo mediante el establecimiento de una bonificación general del 100%,
en la cuota íntegra, tanto en el caso de la obligación personal de contribuir como en la
obligación real, lo que en la práctica determina la eliminación generalizada del gravamen
tanto para las personas físicas residentes en España como para los no residentes
titulares de bienes o derechos situados en España o que hubieran de ejercitarse o
cumplirse en España.
Junto con la bonificación, ha desaparecido la obligación de declarar.

Esta entrada fue publicada en Fiscalidad Productos Financieros, Planificacion fiscal internacional y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *