Doctrina Internacional Art. 1

¿Que dice la Doctrina internacional sobre el art. 1 del Modelo OCDE?

1. En aquellos CDTS que no contengan una referencia expresa al ámbito subjetivo sus disposiciones serán aplicables a los residentes de ambos Estados (RFH, 24 RFHE 69, 75, de 1929, Convenio Alemania/Italia).
2. Los CDTS que no contengan una referencia expresa al ámbito subjetivo de aplicación se entienden referidos a los ciudadanos de ambos Estados (FG Koln, 35 EFG 230, de 1987).
3. Aunque en la legislación interna, y en la mayoría de los CDTS sus¬critos por Suiza, los partnerships son considerados como personas, un partnership (“kollektivgesellschaft”) constituido exclusivamente por no residentes no está autorizado a invocar la aplicación del Convenio (Bundesgericht, 10 julio 1987, 57ADFS667, Convenio Suiza/Portugal).
4. El “treaty shopping” se configura por una serie ordenada de ope¬raciones que carecen de finalidad comercial, y que tienen el único pro¬pósito de evitar un gravamen tributario y carecen de un valor inde¬pendiente fuera de la estructura instrumental (House of Lords, Reino Unido, 1993, STC 502, doctrina Furniss V. Dawson).
5. Si el CDT no contiene ninguna norma específica antíabuso sus dis¬posiciones son aplicables a cualquier entidad instrumental, según el prin¬cipio pacta sunt servando (BFH, 24 octubre 1981, m 89/80, de 1982, BS,BL ii, “Caso Monaco”).
6. Es posible aplicar la doctrina del fraude de ley a los supuestos de “treaty shopping” en los casos en los que el Convenio no contenga ninguna norma específica al respecto (Hoge Raad, 8 enero 1986, BNB 1986/127, y 28 junio 1989, BNB 1989/45).
7. La creación de una sociedad con el fin exclusivo de obtener créditos a la exportación constituye un fin en sí mismo y no cabe invocar el “treaty shopping”, según el Hoyesterett noruego (33 ET 232, 1993).
8. En el caso de un Convenio que no contiene referencia al ámbito subjetivo (art. 1 del Modelo OCDE), sus disposiciones son aplicables a un e.p. de un no residente, ya que del mismo no se deduce que resulte de aplicación exclusiva a los residentes (High Court of Justice, Reino Unido, 63 Tax Cases 218, de 1990, Convenio Reino Unido/EEuu).
9. En virtud de acuerdo bilateral entre Austria y Alemania las dis¬posiciones del Convenio son aplicables a un partnership si al menos, el 80 por 100 de sus participaciones son ostentadas por residentes del Estado en que están situados y la renta o el patrimonio son sometidas en el mismo a tributación efectiva (Convenio Alemania/Austria, Pro¬tocolo, 7 junio 1991,1 swi 197, de 1991).

10. La aplicación de un CDT no está condicionada a la existencia de una doble tributación efectiva (Cour Administrative d’Appel de Lyon, 10 julio 1992, núm. 90183, RJF 1/93).
11. La legislación interna sobre abuso de derecho no resulta aplicable a los CDTS (Hoge Raad, Rolno 29.296, BNB, 1994/259, Convenio Países Bajos/EEUU, y’Rolno 29:531, BNB, 1995/150, Convenio Países Bajos/Bél¬gica).
12. La legislación interna antiabuso no puede ser aplicada al margen de los CDTS. Para ello sería necesaria su justificación no sólo con apoyo en una ley interna, sino también en una norma internacional que lo permita (sm 140, de 1995).
13. Si un término del CDT debe ser interpretado de acuerdo con lo establecido en la ley interna de un Estado, sus reglas anti-abuso deben ser aplicables a esos efectos (123 WFR 492, de 1994).

Esta entrada fue publicada en Convenios Doble Tributacion y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.